fbpx

Cinco prácticas para que los gestores de flotas continúen siendo relevantes

Aunque las zonas medioambientales obligadas a reducir las emisiones de carbono en los centros urbanos europeos empezaron a definirse en 1996, en este momento estamos asistiendo a una oleada de ciudades que pasan de «bajas emisiones» a «cero emisiones».

Las zonas de bajas emisiones (LEZ) se han enfocado sobretodo en los vehículos antiguos y de gran tamaño, en concreto, en camiones con motores diésel o de gasolina. Pero teniendo en cuenta que el 60% de los europeos viven en el centro de las ciudades o en su periferia, el impacto de la contaminación atmosférica continua, provoca un impacto negativo en la salud. Los datos de la Organización Mundial de la Salud y del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer revelan que la exposición crónica al aire contaminado está relacionada con todo tipo de enfermedades, desde el cáncer hasta la diabetes de tipo 2 y el Alzheimer.

Son las propias ciudades las que fundamentalmente están ampliando los límites medioambientales de cómo limitar las emisiones de carbono. Por ejemplo: Oxford votó recientemente por convertirse en una de las primeras urbes de Gran Bretaña en implantar una Zona de Emisión Cero (ZEZ) con los objetivos siguientes:

  • Reducir los niveles de contaminación atmosférica tóxica.
  • Ayudar a hacer frente a la emergencia climática.
  • Mejorar la salud de los residentes, trabajadores y visitantes.

Los gestores de flotas se enfrentan a muchos retos para mantenerse al día en el cambiante panorama de la movilidad. Es importante tener en cuenta estas cinco tendencias del sector de las flotas mientras te preparas y adoptas el cambio organizativo para prosperar en un mundo de bajas o cero emisiones.

electric car charging

  1. 1. La movilidad sostenible ha llegado para quedarse.

Las Zonas de Baja Emisión (LEZ) en las ciudades europeas son sólo el principio. Mientras que muchas ciudades han implementado controles de bajas emisiones, muchas más (Lisboa es un buen ejemplo de ello), están caminando hacia las emisiones nulas. 

Lo más interesante, es que la presión viene de los gobiernos así como de la propia industria: fabricantes de automóviles como Volvo y General Motors se han comprometido a dejar de fabricar vehículos con combustibles fósiles en los próximos 10 años. El Plan de Objetivos Climáticos de la Unión Europea para 2030 fija reducciones de gases de efecto invernadero con el objetivo de ser neutral en materia de clima para 2050.

La realidad es que los gestores de flotas que no hayan empezado a plantearse la transición a los vehículos eléctricos e híbridos, ya se han quedado atrás.

  1. 2. La infraestructura de recarga es fundamental para la gestión de la flota de vehículos eléctricos.

Pasar de los vehículos tradicionales a los eléctricos, es una decisión mucho más compleja que escoger qué vehículos adquirir. La infraestructura de carga para mantener esos vehículos en la carretera es igualmente importante.

Hay muchas opciones y configuraciones de carga, ya sea con estaciones de carga propias, integrando puntos de carga públicos o utilizando sistemas de carga en casa para los empleados. 

Los gestores de flotas deben prepararse tanto para las futuras necesidades de carga como para los requisitos inmediatos. Es necesaria una infraestructura tecnológica que se adapte a las limitaciones de las instalaciones para la recarga de energía, así como la gestión de los puntos de carga externos.

posto de carregamento

  1. 3. Los datos dentro del vehículo ayudan a la toma de decisiones.

El acceso a los datos dentro de los vehículos de la flota debe estar disponible en tiempo real, dando a los gestores el poder de ver dónde se pueden hacer mejoras o tomar medidas para satisfacer las necesidades cambiantes de un cliente. 

Por ejemplo: la visibilidad en tiempo real del estado de carga permitiría al gestor de flotas tener la oportunidad de pasar una nueva solicitud directamente a un profesional de atención al cliente aunque el representante esté todavía sobre el terreno. Esto daría como resultado un cliente más satisfecho y reduciría los costes innecesarios de enviar a un conductor y un vehículo por separado.

Además, el análisis de los datos de IoT del vehículo también pueden utilizarse para recompensar los comportamientos del conductor que reduzcan el desgaste, aminorando los costes de mantenimiento y reforzando los estándares de seguridad.

La clave es la capacidad de ver los datos del vehículo en tiempo real, sin tener que esperar a que se ejecute un informe al final de la semana o del mes. Los análisis de estos datos ayudan a tomar decisiones empresariales que pueden tener un efecto inmediato.

  1. 4. La información sobre los costes y las emisiones de la flota se sincroniza con los objetivos de la organización.

Un sistema de gestión de flotas basado en un análisis de datos transparente proporcionará visibilidad de los costes en tiempo real y del impacto medioambiental. 

Con un enfoque basado en la lectura de datos a tiempo real, podremos ver el impacto en los costes y en las emisiones. De esta forma, los gestores de flotas pueden ver los resultados de: los cambios de ruta, la modificación de un vehículo con motor de combustión interna a uno eléctrico, o de cómo se ajusta el uso de combustible de un vehículo híbrido frente a uno de gasolina.

Los informes y el análisis de tendencias proporcionan la flexibilidad necesaria para modelar escenarios «qué pasaría si». Todo esto apoya los objetivos de la empresa para controlar y/o reducir los costes de movilidad, al mismo tiempo que se hace un seguimiento de los objetivos medioambientales.

  1. 5. Sentar las bases para futuras oportunidades de movilidad.

La gestión de flotas está cambiando cada día con nuevas tecnologías de combustibles y baterías que crean oportunidades para el uso de combustibles y vehículos alternativos. A medida que se producen cambios legislativos, especialmente en los centros urbanos, los gestores de flotas también deben prepararse para los nuevos modos de transporte.

Las denominadas “opciones de micromovilidad”, como las bicicletas, las ebikes, las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido, los patinetes eléctricos e incluso los monopatines eléctricos, han sido normalmente para uso personal, pero a medida que los centros urbanos desarrollan programas de cero emisiones, hay más microvehículos para alquilar. Los gestores de flotas pueden integrar esos vehículos en los sistemas de carga y en la planificación de rutas.

En base a la movilidad focalizada en datos, los gestores de flotas estarán preparados para cumplir los objetivos de sostenibilidad allá donde les lleve su negocio, al tiempo que controlan los costes y reducen la huella de carbono.

gestores de flotas
Share this content
Copied!
Subscribe to newsletter

Please tick this box to sign up. By doing so, you agree to our privacy policy.

ACERCA DE FLOW

GoWithFlow y su plataforma de Gestión de Movilidad Sostenible (SMM) ayudan a las empresas a gestionar la transición de su flota a vehículos de bajas o emisiones cero, reduciendo tanto los costes de energía como los gastos globales de la flota. La SMM de Flow facilita una visión global de los datos de los vehículos y la energía, permitiendo que los gestores de flotas e instalaciones puedan planificar y manejar una red heterogénea de vehículos de combustión y eléctricos, así como gestionar el consumo de combustible y electricidad. Flow ha sido elegida la mejor startup de tecnología limpia de Portugal en 2020. Galp es su accionista mayoritario y además es una de las empresas de energía que lidera la transición en Europa hacia las energías renovables y los combustibles sostenibles.

Get in touch
*

*

*

*