fbpx

Cómo una ciudad electrificó su flota para beneficiar al medio ambiente y ahorrar en costes operativos

Esta gran ciudad del sur de Europa de 250.000 habitantes, fue una de las 12 primeras en firmar el Pacto Europeo para reducir las emisiones de carbono en al menos un 40% para 2030. Pero fue aún más allá al comprometerse a reducir la contaminación atmosférica al 50%.

El primer lugar en el que sus dirigentes buscaron realizar una reforma fue en su propia flota municipal de 250 vehículos. En 2019, la ciudad publicó una convocatoria para encontrar a proveedores de gestión de flotas con cuatro requisitos principales:

  1.  Llevar a cabo un análisis de costes de la electrificación de los vehículos, con un plan para determinar qué vehículos van a ser objeto de conversión.
  2. Desplegar, monitorear y gestionar los vehículos de la flota y los activos de carga.
  3. Centralizar los datos de los vehículos y de la recarga para mejorar continuamente el rendimiento.
  4. Medir la reducción de las emisiones de CO2 y otros beneficios relacionados con la sostenibilidad.

Tras el proceso de selección público, la ciudad eligió a una gran empresa mundial de alquiler de vehículos para su suministro y gestión, y a GoWithFlow como subcontratista para que aportara la plataforma tecnológica que permitiese alcanzar los objetivos del proyecto.

Para poner en marcha la iniciativa, el equipo de Flow integró dispositivos IoT en la flota existente del cliente para realizar un seguimiento del uso de los vehículos, los kilómetros recorridos, las rutas realizadas, el uso típico de combustible y las preferencias de los conductores. Estos datos, combinados con otros factores como las renovaciones de los contratos de alquiler, los costes de los vehículos y los gastos de combustible previstos, se utilizaron para crear un plan de electrificación de la flota. 

Flow y el cliente determinaron que la ciudad podría convertir inmediatamente el 65% de su flota en vehículos eléctricos (EV) o híbridos eléctricos enchufables (PHEV), eliminando de las carreteras 163 vehículos de gasolina y diesel desde el primer día.

ponte-porto

Con esta composición de la flota, el equipo desarrolló una infraestructura de carga que incluía 200 puntos de recarga. Esto no sólo proporcionó amplios recursos para atender el suministro energético de los vehículos municipales y los de propiedad de los empleados, sino que también sentó las bases de ampliación de un entorno de recargas más rentable y propicio para el futuro aumento de la flota de sus vehículos eléctricos, así como para otras opciones de micromovilidad como las bicicletas eléctricas y los scooters.

En la actualidad, el equipo de gestión de flotas de la ciudad utiliza la plataforma Flow SMM como panel de control para gestionar y mantener todos sus vehículos de motor de combustión tradicional, VE y PHEV, así como la infraestructura de energía y abastecimiento de combustible de la que depende. 

La visibilidad en tiempo real de todos los activos les da la oportunidad de hacer modelos de «qué pasaría si» en los cambios. Por ejemplo: pueden ver el impacto de añadir o cambiar un vehículo basándose en su carga así como el coste de su alquiler a lo largo del tiempo. 

Ésto no sólo incluye el rendimiento de su inversión financiera en la electrificación de su flota. También pueden medir el impacto continuo de las emisiones de cada viaje, dando a los altos directivos una visión única de los efectos positivos de su solución de movilidad sostenible junto con la capacidad de tomar decisiones en tiempo real para el ahorro de costes o la reducción de emisiones.

Al adoptar este enfoque centrado en los datos para la movilidad sostenible y la transición de los vehículos de combustible tradicional a los vehículos eléctricos y PHEV, esta ciudad ha reducido sus emisiones de carbono en 290 toneladas métricas en el primer año. Además, según los resultados de Flow, el mantenimiento y el combustible de un vehículo eléctrico cuestan unos 225 euros al año menos que los de un vehículo con motor de combustión interna, por lo que la ciudad está ahorrando unos 37.000 euros al año.

porto-portugal
Share this content
Copied!
Subscribe to newsletter

Please tick this box to sign up. By doing so, you agree to our privacy policy.

ACERCA DE FLOW

GoWithFlow y su plataforma de Gestión de Movilidad Sostenible (SMM) ayudan a las empresas a gestionar la transición de su flota a vehículos de bajas o emisiones cero, reduciendo tanto los costes de energía como los gastos globales de la flota. La SMM de Flow facilita una visión global de los datos de los vehículos y la energía, permitiendo que los gestores de flotas e instalaciones puedan planificar y manejar una red heterogénea de vehículos de combustión y eléctricos, así como gestionar el consumo de combustible y electricidad. Flow ha sido elegida la mejor startup de tecnología limpia de Portugal en 2020. Galp es su accionista mayoritario y además es una de las empresas de energía que lidera la transición en Europa hacia las energías renovables y los combustibles sostenibles.

Get in touch
*

*

*

*