fbpx

Flotas en transición: la recarga inteligente como sinónimo de ahorro en costes

Por Jane Hoffer
CEO de GoWithFlow

Los responsables de compras y gestión de flotas de las empresas que tienen visión de futuro ya han empezado el camino hacia la electrificación, añadiendo a sus flotas vehículos eléctricos (VE) y los puntos de recarga necesarios para mantenerlos cargados.

Hoy en día no son sólo los muchos socios comerciales los que exigen a sus proveedores y distribuidores que pongan en marcha iniciativas de movilidad sostenible, sino que los vehículos eléctricos (VE) están demostrando ser mucho más económicos que los vehículos con motor de combustión interna (MCI), especialmente cuando se tiene en cuenta el coste del combustible.

Tomemos como ejemplo un estudio reciente realizado por un cliente de GoWithFlow que compara los costes operaciones de un VE versus de a un vehículo MCI. El estudio demuestra que por cada 100 kilómetros recorridos, los gastos de funcionamiento y abastecimiento de combustible de un vehículo eléctrico estaban un 91% por debajo que los de un vehículo MCI, o en otras palabras, 0,799 euros para un vehículo eléctrico frente a los excesivos 9,93 euros para un vehículo tradicional que use gasolina o gasóleo.

Sin embargo, aunque los gestores de flotas están aprendiendo que no es tan simple como cambiar un VE por cada vehículo MCI, existen opciones de recarga de vehículos que pueden tener un impacto dramático en los costes.

Naturalmente, la propia estación de carga es un gasto a tener en cuenta. Pero más importante todavía, es que los gestores de infraestructuras y flotas también deben ser capaces de evaluar el impacto de la electricidad en los costes. A diferencia de la gasolina o el gasóleo, el coste de la electricidad puede variar considerablemente y depende de factores como la hora del día o la potencia eléctrica necesaria para los cargadores rápidos.

Si los gestores de flotas adoptan un enfoque de «Carga Inteligente» se pueden reducir los costes de carga en un 40% o incluso más. Esto se debe a que con un cargador estándar básico, los gastos de cargar un VE es de unos 0,086 euros por kilovatio hora (kWh), o el equivalente a 21,62 euros al mes.

Pero al utilizar una plataforma integrada que conecte los VEs, las estaciones de carga y los operadores de carga, los gestores de las flotas pueden controlar, gestionar y ajustar el uso para optimizar el consumo de energía. Esto se traduce en acciones como las cargas nocturnas cuando los costes de la energía son más bajos, las cargas fuera de los horarios de mayor demanda o la sustitución de las cargas rápidas (siempre que sea posible) por cargas más lentas por la noche.

Con la “Carga Inteligente” el coste por kWh se reduce a 0,052 euros por vehículo, el equivalente de 13,02 euros al mes.

El cambio hacia la movilidad sostenible puede empezar con un único VE, pero la infraestructura de carga es la clave para reducir los gastos (tanto para las empresas como para los empleados). Los siguientes puntos deben tenerse en cuenta en el proceso de transición de la flota:

La gestión operativa de la infraestructura de recarga: una red de recarga que debe estar totalmente integrada en el software de gestión de flotas, y contar con una plataforma que proporcione acceso a los datos que los gestores necesitan para ajustar los horarios y perfiles de recarga para cumplir los objetivos de eficacia y los gastos de los KPI de los vehículos.

No olvidar al usuario final: un interfaz para el usuario final con la infraestructura de recarga conecta al conductor a las estaciones de carga en el trabajo, los puntos de recarga privados y a los sistemas de carga doméstica, dándoles así la confianza de que su vehículo estará listo para su uso y que la facturación está directamente integrada en su transacción.

Soporte y orientación para planificar el crecimiento futuro: todavía queda mucho por hacer para la implementación de los vehículos eléctricos, especialmente a medida que aumenta la vida útil de las baterías y que vehículos como los camiones medianos y pesados, se electrifican. Los gestores de flotas necesitan las bases y experiencia para poder expandirse y crecer de forma inteligente.

Siempre y cuando los gestores de flotas planifiquen de forma prudente y ejecuten de manera estratégica, será posible ahorrar dinero en la forma en que optimizan los tiempos de carga. Y así, podrán beneficiarse de tarifas más bajas fuera de los horarios más demandados, diseñar y gestionar una infraestructura de carga inteligente con energía rápida y rentable, e implementar la tecnología para sacarle el máximo partido a las soluciones de carga de bajo coste que ya estén en funcionamiento.

electric car charging
Share this content
Copied!
Subscribe to newsletter

Please tick this box to sign up. By doing so, you agree to our privacy policy.

ACERCA DE FLOW

GoWithFlow y su plataforma de Gestión de Movilidad Sostenible (SMM) ayudan a las empresas a gestionar la transición de su flota a vehículos de bajas o emisiones cero, reduciendo tanto los costes de energía como los gastos globales de la flota. La SMM de Flow facilita una visión global de los datos de los vehículos y la energía, permitiendo que los gestores de flotas e instalaciones puedan planificar y manejar una red heterogénea de vehículos de combustión y eléctricos, así como gestionar el consumo de combustible y electricidad. Flow ha sido elegida la mejor startup de tecnología limpia de Portugal en 2020. Galp es su accionista mayoritario y además es una de las empresas de energía que lidera la transición en Europa hacia las energías renovables y los combustibles sostenibles.

Get in touch
*

*

*

*